La Cámara de Apelaciones fijó fecha para el cura Pachado acusado por el delito de abuso sexual

La Cámara de Apelaciones ya fijó fecha de audiencia para el sacerdote Moisés Pachado, imputado por el delito de “abuso sexual”: será el 3 de julio. La defensa había planteado que, como los hechos que se le endilgaron datan de 1997, la causa podría estar prescripta.

El Tribunal de Alzada este 3 de julio abrirá la audiencia para resolver el recurso de apelación. Una vez concretado el planteo, los jueces Raúl Da Prá, Edgardo Álvarez y Juan Pablo Morales deliberarán si se hace lugar a la prescripción de la causa o la rechaza y vuelve el expediente a la Fiscalía Penal de Belén para que avance la investigación.

La joven, que actualmente tiene 30 años, que denunció al cura Pachado y se constituyó como querellante, en diciembre pasado, recientemente cambió de abogado. Ahora cuenta con el patrocinio de Sebastián Ibáñez. A finales del año pasado, esta muchacha, de Belén que reside en Tucumán, había expresado su caso en su muro de Facebook, donde recibió una importante cantidad de mensajes de apoyo. Días después, denunció penalmente en la Fiscalía de Belén. El sacerdote Moisés Pachado denunciado penalmente por haber abusado sexualmente de una niña de nueve años en 1997. Por entonces, el religioso estaba radicado en la localidad de Hualfín, en el departamento Belén.

Su historia se dio a conocer a los pocos días de que la actriz Thelma Fardín haya denunciado públicamente al actor Juan Darthés, de haber abusado sexualmente de ella cuanto tenía 16 años, en una gira por Nicaragua con el elenco de la tira Patito Feo. Cuando el caso tuvo eco, el cura acusado rechazó públicamente la denuncia que pesaba en su contra. “Niego absolutamente que esto haya sucedido.

Me extraña porque tanto tiempo ha pasado. Yo siempre he estado volviendo por mi pago y no he andado escondiéndome. Ha tenido grandes oportunidades para denunciarme o recriminarme y no lo ha hecho”, expresó.

“Un día domingo después de misa él me pide que me quede a ayudarle a acomodar todo en la sacristía, acepto y en eso viene por detrás y me besa, después me lleva a su dormitorio (…) me baja el pantalón y toca mis partes íntimas, le pedía que no lo haga mientras lloraba. Me dice que era un secreto y no lo podía decir a nadie. Salí corriendo, me subí el pantalón como pude”, había expresado la joven a través de esta popular red social.

Fuente: El Ancasti http://bit.ly/2XFUVzE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
¡Hola! Envíanos fotos o vídeos denunciando o contando los sucesos de la ciudad.
Powered by
error: Content is protected !!