La querella adelantó que pedirá la detención del cura si no se presenta a la pericia

Tal como lo informó este diario en su edición del lunes, en la mañana de ayer se llevó a cabo en CIF de esta ciudad Capital la pericia psiquiátrica a la mujer, hoy adulta, que el año pasado denunció al sacerdote Moisés Pachado por abuso sexual cuando era una niña y colaboraba en la casa parroquial de Hualfín, departamento Belén.

Acompañada por su abogado defensor, Dr. Sebastián Ibáñez, la mujer, quien actualmente vive en la vecina provincia de Tucumán, llegó hasta las oficinas de calle Zurita y se sometió a las pericias psiquiátricas y psicológicas.

Ante los profesionales, la mujer que acusó al cura, quien el pasado viernes fue imputado por el fiscal Jorge Flores por los delitos de abuso sexual con acceso carnal y abuso sexual simple agravado, revivió lo que le sucedió de niña y se mantuvo en su relato sin fisuras.

Al concluir la medida judicial, el abogado de la víctima, Sebastián Ibáñez, en diálogo con la prensa, dio detalles de cómo  continuará el caso a partir de ahora.

“Se llevaron a cabo las pericias psicológicas y psiquiátricas. Ahora estamos viendo la posibilidad que se le practique un informe socioambiental amplio. Lo solicitamos como querella para acreditar todo el problema de desarraigo social y daño social, a raíz de estos eventos”, informó el letrado, añadiendo que tras el suceso, ya de adulta, la mujer se tuvo que ir de su lugar de origen y radicarse en Tucumán.

Además, indicó que “dicha medida debe concretarse ahora, ya que la víctima está en esta provincia. De lograr que este informe socioambiental se realice, ya estarían concluidas todas las medidas de pruebas sobre la víctima, ordenadas por el fiscal de Belén”.

En cuanto a la audiencia de ayer, el letrado refirió que la denunciante revivió todo el episodio, pero que era de suma importancia, ya que se necesitaba como declaración.

Según el abogado, “La víctima está afectada, pero era un proceso necesario para las pericias, pero con la seguridad de que esta sería la última oportunidad de recordar, la próxima vez sería en el juicio oral. Es un paso importante”.

Finalmente, Ibáñez explicó que luego de realizadas las pericias, se debe elaborar un informe, cuya incorporación sería de entre unos 10 a 15 días. En cuanto al cura Pachado, el imputado, el abogado recordó que está citado para este viernes, para que se le practiquen las correspondientes pericias psiquiátricas. Pericias que son obligatorias, según lo establece el artículo 82 del Código Procesal de Catamarca y, en caso de que no se presente injustificadamente, como es una medida procesal obligatoria, si no justifica, el fiscal podría tomar una medida de coerción personal, además de que estaría evidenciando una voluntad fugitiva sobre la Justicia.

En virtud de esa posibilidad, el abogado indicó que, de no presentarse el viernes el cura en el CIF, solicitaría la detención del acusado.

La denuncia

En diciembre del año pasado, la víctima, hoy una mujer mayor de edad domiciliada en la provincia de Tucumán, contó a través del muro de su red social Facebook que cuando era niña y ayudaba en la iglesia de su pueblo en Hualfín, en 1997, cuando Pachado era sacerdote, abusó este de ella al finalizar una misa, en la que se quedó ayudando en la casa parroquial.

Tras la mediatización de la acusación, la mujer viajó a Belén y, días después de la publicación, plasmó la acusación en la Fiscalía de Tercera Circunscripción a cargo de fiscal Jorge Flores.

Fuente: La Unión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
¡Hola! Envíanos fotos o vídeos denunciando o contando los sucesos de la ciudad.
Powered by
error: Content is protected !!