Empresa salteña construyó un acceso a su finca para eludir controles sanitarios en Hualfín

La construcción por parte de una empresa salteña de un acceso no autorizado a una finca ubicada en Hualfín, departamento Belén, fue denunciada ayer por parte de Vialidad Nacional ante la Justicia Federal de Catamarca.

El nuevo acceso no tendría otro fin que eludir los controles sanitarios dispuestos por parte del municipio de esa localidad con motivo de la pandemia de COVID 19.

Así lo confirmaron fuentes de la Justicia Federal, que indicaron que el acceso fue realizado sin autorización del ente vial por parte de la empresa Campo de los Pozuelos S.A., propiedad de Federico Mena Saravia, a la altura del kilómetro 4.152 de la Ruta Nacional 40. Está situado a apenas unos doscientos metros del acceso principal a la localidad de Hualfín, por el que la firma ya tenía un ingreso tradicional que venía utilizando hace años.

La decisión de construir un nuevo camino de ingreso a la finca de vides presuntamente fue motivada por la negativa de la empresa a someterse a los protocolos sanitarios que se dispusieron por parte de las autoridades sanitarias provinciales y municipales, que incluyen la imposición de medidas de aislamiento para toda aquella persona que ingresa a Hualfín proveniente de otras provincias.

A fines de mayo ya se produjo un conflicto entre los propietarios de la firma y la Municipalidad de Hualfín, a cargo del intendente Marcelo Villagrán, cuando los primeros alegaron ante la justicia que no se les estaba permitiendo la libertad de trabajo. Ahora, la Justicia Federal resolvió que los trabajadores salteños podrán ingresar a Hualfín, pero que si permanecen más de doce horas deberán someterse a los protocolos sanitarios oficiales, es decir cumplir con un tiempo establecido de aislamiento obligatorio.

En su denuncia Vialidad Nacional se limitó a denunciar que la construcción del nuevo acceso no cuenta con su autorización, tal como lo establecen los artículos 23° y 27° de la Ley Nacional de Tránsito, que señalan entre otras cosas que “toda construcción a erigirse en zona de camino debe contar necesariamente con la autorización de la Dirección Nacional de Vialidad, prefijando y limitando los destinos para los cuales las construcciones en el citado sector podrían ser autorizadas, y siempre resguardando el principio de que no constituyan un obstáculo o peligro para la fluidez del tránsito…”.

Asimismo, se dejó constancia fotográfica de la destrucción por parte de la empresa del alambrado perimetral que delimita la zona de camino, colocado por el ente vial, como también haber modificado el escurrimiento natural del río La Colpa, lo que durante la temporada estival puede afectar la estructura vial.

En la denuncia también se hace mención a la preocupación que existe por parte de los funcionarios municipales de esa localidad del norte de Belén, los que consideran que la obra se está ejecutando sólo con la intención de evadir el control vehicular dispuestos por la Municipalidad de Hualfín con motivo de la Pandemia de COVID 19, ya que el viñedo de Campo de los Pozuelos S.A. se encuentra ubicado estratégicamente antes de ese puesto de control y lindante a la ruta nacional 40.

De esta manera, los transportes de carga de la firma podrían ingresar a la propiedad y luego salir sin someterse a esos controles, en clara violación a los artículos 205 y 207 del Código Penal.

Según trascendió, ayer el juez federal Miguel Ángel Contreras, resolvió hacer lugar a un recurso y estableció que aquellas personas oriundas de otra provincia, que trabajen para la firma Campo de los Pozuelos S.A., sólo podrán permanecer doce horas en el establecimiento, caso contrario “deberán someterse a los controles sanitarios locales”.

Fuente: El Eaquiú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
Open chat
1
¡Hola! Envíanos fotos o vídeos denunciando o contando los sucesos de la ciudad.
Powered by